OSTEOPATIA VÉRTIGOS 2018-04-22T09:58:39+00:00

Osteopatía en vértigos

Los vértigos son síntomas muy extendidos y, a menudo, invalidantes. Son rotatorios con la noción frecuente de que todo da vueltas alrededor de la persona que los padece. Están  ocasionados por un disfuncionamiento del oído interno.

Por el contrario, las sensaciones vertiginosas se traducen en una sensación de desequilibrio, de inestabilidad como si el paciente se encontrara en un barco o estuviera borracho. Su origen proviene, a menudo de un problema de la base del cráneo. Ésta es una región anatómica muy rica en vasos sanguíneos, nervios y músculos.

vértigos

En el caso de que hubiera un bloqueo de alguna vértebra cervical superior o una contractura muscular a este nivel, pueden aparecer sensaciones vertiginosas. Éstas son frecuentemente la consecuencia de un efecto de presión parcial de los músculos sobre los vasos sanguíneos y sobre los nervios que los atraviesan.

En los vértigos, el osteópata corrige las disfunciones en las vértebras y músculos del cuello a través de manipulaciones suaves, no dolorosas y sin peligro, efectuadas en la columna vertebral, cráneo, hombros, vísceras, etc, aportando un espectacular alivio en la sintomatología del paciente.