La hernia discal

La hernia discal  es uno de los motivos de consulta más habitual en nuestro Centro de Osteopatía y Fisioterapia.

En Zaintzen estamos especializados en el tratamiento de la hernia de disco, Para ello combinamos las técnicas más avanzadas de Osteopatía, Fisioterapia del raquis, Ortopráctica y Terapia Manual Ortopédica

Con estas técnicas se puede evitar que el disco prolapsado toque la raíz del nervio ciático y, por lo tanto, aliviar espectacularmente el dolor.

Muchas personas que sufren de hernia de  disco han encontrado por fin en Zaintzen una solución al dolor provocado por esta patología.

Hernia discal Donostia San Sebastián

Generalmente, al disco intervertebral solo se le considera un mero amortiguador de choques. No nos tenemos que olvidar su función de guía que permite crear amplitud de movimiento a todos los niveles.

Está compuesto por dos partes:

  • la parte central de consistencia gelatinosa que se denomina “núcleo pulposo”
  • una envuelta fibrosa que lo mantiene en su lugar y se denomina “anillo fibroso”. El anillo fibroso es más grueso en la porción anterior del disco, por lo que la pared posterior es más frágil.

Ese es el motivo por el que la mayoría de las veces en las que el anillo se rompe, causando una hernia discal. Esto ocurre por la parte posterior. Por lo tanto, puede producir una serie de manifestaciones clínicas, entre las más frecuentes están el lumbago y la ciática.

La hernia de disco de produce cuando el núcleo interno se desplaza fuera de su lugar pudiendo comprimir la médula o irritar alguna raíz nerviosa.

Causas de la hernia de disco

Las hernias de disco y protrusiones son una patología muy común hoy en día, con un índice muy elevado de bajas laborales.
Estas lesiones tienen relación con:

  • movimientos repetitivos que desgastan el disco
  • malas posturas mantenidas durante periodos largos
  • sobreesfuerzos
  • impactos ,caídas
  • alteraciones en las curvaturas fisiológicas de la columna
  • sacro horizontalizado
  • atrofia muscular
  • mala alimentación …

Todo esto conlleva a un estado de espasmo crónico en la musculatura profunda que realiza un efecto de compresión constante sobre el disco.

Se altera su composición (contenido de agua) impidiendo que éste se rehidrate, favoreciendo la aparición de fisuras o rotura del anillo fibroso. El núcleo se desplaza provocando dolor si se aproxima a la raíz nerviosa.

Cuando el disco es joven presenta un aspecto húmedo. Con la edad va perdiendo  su hidratación con lo que la capacidad protectora del disco va desapareciendo. Por lo tanto, los impactos y las cargas no son bien amortiguadas y se acelera el desgaste de las vértebras.

Dónde se produce la hernia discal

En el 80% de los casos se encuentran en la región lumbar afectando a los niveles L4-L5 y L5-S1 y en la columna cervical los niveles C5-C6 y C6-C7, que son las regiones que más peso reciben y son más inestables ya que tienen un aumento de movilidad.

Síntomas más comunes de la hernia de disco

  • hormigueo
  • alteración de la sensibilidad
  • dolor
  • sensación de ardor
  • disminución de la fuerza muscular
  • disminución en los rangos de movimiento
  • alteraciones funcionales (dificultad para caminar, vestirse, estar de pie, levantarse de la cama…),
  • lumbago, ciática, etc.

Cómo es el tratamiento de la hernia discal

Realizaremos  una exploración exhaustiva del paciente mediante un análisis físico, valoración de la sensibilidad, fuerza y tono muscular, postura y rango de dolor. En base a los resultados aplicaremos un tratamiento personalizado.

Los resultados obtenidos mediante las técnicas que aplicamos  de Osteopatía Avanzada, Fisioterapia, Terapia Manual Ortopédica y Ortopráctica son muy efectivas y satisfactorias, remitiendo un gran porcentaje de los síntomas en un breve espacio de tiempo.

Nuestro objetivo:

  • Eliminar el dolor y que el paciente pueda recuperar su actividad lo antes posible.
  • Recuperar la fuerza muscular y el rango de movimiento.
  • Reeducar al paciente, con una correcta higiene postural, pautas de ejercicios beneficiosos y una correcta alimentación .

La finalidad es evitar padecer dolor y prevenir futuras complicaciones además de mantener la columna descontracturada, flexible y con un buen tono muscular.

¿Quieres contactar con nosotros?

Si quieres pedirnos una cita o que te aclaremos cualquier duda