El lumbago

El lumbago es el mayor motivo de consulta que atendemos en Zaintzen. Nuestro tratamiento consiste en técnicas manuales avanzadas de osteopatía y fisioterapia.

Con esta combinación de técnicas solucionamos de una manera muy eficaz y rápida tu lumbago cuando está en su fase más aguda.

Nuestra prioridad es ante todo encontrar la causa del dolor. En ocasiones la lumbalgia se ha ocasionado por un esfuerzo, pero en otras, puede ser debido a una mala postura  mantenida o incluso a un problema visceral.

Ésto lo conseguimos a través de un estudio exhaustivo del paciente, realizando una historia clínica y una evaluación completa mediante pruebas y test biomecánicos para evitar hacer un tratamiento meramente sintomático.

Lumbago Donostia San Sebastián
  • Dolor en la zona baja de la columna, en la zona central o lateral, a veces con irradiación hacia el glúteo y parte posterior del muslo sin sobrepasar la rodilla
  • Dificultad para el movimiento, como caminar o ponerse de pie
  • Dolor a la palpación
  • Dolor progresivo o de comienzo brusco
  • Dolor sordo o muy agudo

Tipos de lumbalgias

  • Lumbalgia mecánica: es la más habitual. Dolor lumbar con irradiación a la zona glútea y cara posterior del muslo sin sobrepasar la rodilla. Empeora con el movimiento y mejora con el reposo, a las noches no hay dolor. Se produce por alteración estructural y sobrecarga postural.
  • Lumbalgia no mecánica: poco frecuente y de mayor gravedad. El dolor puede aparecer tanto de día como de noche, y no se calma con el reposo. Las causas de este tipo de dolor puede ser inflamatoria, infeccioso, tumoral o visceral.
  • Lumbalgia aguda: de características mecánicas, de inicio repentino, por un movimiento brusco o esfuerzo muscular, cuya duración es inferior a 6 semanas.
  • Lumbalgia crónica: dolor intenso y sordo acentuado en ciertas posiciones (sentado, de pie, tumbado…). Se localiza en la parte baja de la espalda a menudo en un lado de la columna, con irradiación hacia el glúteo y parte posterior del muslo sin llegar a sobrepasar la rodilla. Empeora de noche, a la mañana al levantarse (rigidez). Puede generarse por falta de movimiento y vida sedentaria, atrofiándose la musculatura y ligamentos de la zona lumbar, dándole inestabilidad a dicha región. También como consecuencia de una degeneración discal, desplazamiento de una vértebra sobre otra, artritis, artrosis etc.
  • Lumbociática: dolor intenso con irradiación a lo largo de la pierna, empeorando al caminar obligándole al paciente a parar.

Factores de riesgo que ocasionan lumbagos

  • Sobreesfuerzo muscular:  trabajos físicos muy duros.
  • Malas posturas mantenidas:  personas que por trabajo o costumbre mantienen una misma postura durante mucho tiempo, de esta manera la musculatura se contrae perdiendo elasticidad.
  • Debilidad o atonía muscular:  pérdida de masa muscular por trabajos sedentarios.
  • Mal gesto o movimiento inesperado: como girar el cuerpo, agacharse hacia delante o al intentar enderezarse estando agachado. En ese momento se nota como un latigazo en la espalda, a la altura de cintura que impide cualquier movimiento.
  • Alteraciones viscerales: problemas digestivos (estreñimiento, diverticulosis, gases…), los problemas ginecológicos, (endometriosis, quistes ovarios, miomas, embarazos ectópicos) urinarios (prostatitis, litiasis renal,cistitis..) etc. pueden alterar la musculatura generando una contractura y lumbalgias.
  • Factores psicológicos: como la ansiedad, depresión, cansancio, stress, tensión etc. pueden generar dolores paulatinos
  • Mala higiene postural: tanto cuando estamos parados, como posturas incorrectas al estar sentados de pie y tumbados (no mantener la espalda erguida, cruzar las piernas etc.), y cuando estamos en movimiento, como al movilizar pesos, hacer las tareas de casa etc. Al realizar habitualmente movimientos y gestos incorrectos o esfuerzos inadecuados va a crear un desequilibrio en la musculatura provocando dolor o limitación en la amplitud del movimiento.
  • Exceso de peso: es uno de los factores de riesgo que agravan la salud de nuestra espalda ya que se ve sometida a una carga adicional.
  • Alteraciones en las estructuras vertebrales: relacionados con el desarrollo en la infancia y adolescencia
  • Malos hábitos en la alimentación: los dolores lumbares también pueden venir desencadenados como consecuencia de una mala alimentación ya que muchos alimentos que tomamos en nuestra dieta pueden favorecer procesos inflamatorios y degenerativos.
  • Embarazo: más de la mitad de embarazadas sufren de lumbalgia entre el final del segundo trimestre y durante el tercer trimestre. Esto es debido al cambio de su centro de gravedad y el cambio de eje de la columna por el crecimiento del útero.

Tratamiento de la lumbalgia

La dinámica de tratamiento que utilizamos en Zaintzen es, en primer lugar, realizar una exploración exhaustiva del paciente mediante un análisis físico, valoración de la sensibilidad, fuerza y tono muscular, postura y rango de dolor. En base a los resultados aplicamos un tratamiento personalizado. Lo que más nos interesa es encontrar la causa del problema que nos trae el paciente.
El tratamiento de Fisioterapia y Osteopatía va más allá de aliviar el dolor, teniendo como objetivo principal:

  • Eliminar el dolor
  • Resolver la causa de la lumbalgia
  • Normalizar el tono muscular (relajando o potenciando según el caso)
  • Estabilizar toda la musculatura de la región lumbo-pélvica
  • Crear una buena alineación de las estructuras articulares
  • Devolver a la columna lumbar la movilidad y normalizar su función
  • Ayudar en la pronta reincorporación a sus actividades diarias
  • Evitar futuras recidivas
  • Reeducar al paciente, con una correcta higiene postural, pautas de ejercicios beneficiosos y una correcta alimentación

¿Quieres contactar con nosotros?

Si quieres pedirnos una cita o que te aclaremos cualquier duda